Trabajo

Las 5 torpezas en una entrevista de trabajo por las que no te llamarán

1024-cc-library010001397
Escrito por Solangel Rodriguez

No hay una fórmula mágica que nos asegure el éxito en una entrevista de trabajo, pero sí para que nosotros/as mismos/as nos auto eliminemos sin querer. Son éstas:

También te podría interesar: Tú también debes preguntar en una Entrevista de trabajo. Aquí sugerencias

  1. Llegar tarde. Con lo difícil que es tener una entrevista de trabajo en estos tiempos, si cometemos el error de ser impuntuales se reducirán al mínimo nuestras posibilidades de hacernos con el puesto. Es preferible que salgas de casa con tiempo de sobra y esperes cerca del lugar de la entrevista a ir con prisas y llegar con nervios por algo que podemos controlar. En cualquier caso, si ves que no vas a llegar a la entrevista a la hora fijada, avisa con la mayor antelación posible y no te olvides de disculparte y explicar el motivo de tu retraso.
  2. Criticar a tus antiguos jefes y compañeros. Aunque tengas motivos de sobra para hablar mal de tus trabajos anteriores, mejor guárdatelos. Causarás muy mala imagen al entrevistador si empiezas a ‘rajar’ indiscriminadamente de tus ex compañeros o tus ex jefes.
  3. Que te pillen en una mentira. De todos los errores que puedes cometer, éste es el peor de todos, el que hará que te descarten automáticamente. Lo malo no es que mientas, que es algo común en una entrevista de trabajo y hasta positivo en algunos casos (por ejemplo si, al negociar nuestro sueldo, inflamos un poco el salario que percibíamos en nuestro anterior trabajo), sino que mientas tan mal que hagas que se den cuenta. Si vas a mentir, mejor hazlo sobre tu sueldo anterior que sobre tu nivel de inglés, porque te pueden desenmascarar con una simple pregunta.
  4. No mostrar interés por el puesto. Si el entrevistador nota que estás allí por estar y que no te interesa lo que te está contando, olvídate de que te vuelvan a llamar. Y eso lo puede percibir tanto por nuestra forma de sentarnos como por nuestras respuestas con monosílabos o por no hacer ninguna pregunta en toda la entrevista. Debes dejar hablar primero a la otra persona y después interesarte por aspectos del trabajo que te parezcan importantes.
  5. Pretender ser alguien que no eres. Es importante que en una entrevista no te olvides de ser tú mismo/a. Cuida los detalles, desde la indumentaria hasta tu forma de expresarte, pero sin cambiar tu personalidad. La persona que te entrevistará no te conocerá previamente pero si no tienes una actitud natural y se da cuenta, te eliminará del proceso de selección.

Te gustará: No pierdas esa oportunidad!! Mira como vestirte para una entrevista de trabajo

Oficina Empleo

Acerca del autor

Solangel Rodriguez

Nacida en República Dominicana. Lic. en Administración de Empresas con Maestría en Banca y Asesoría Financiera. Diplomado en Gestión Humana. Me fascina la lectura de libros de desarrollo personal, de salud, dietas y de pareja.