Trabajo

Debilidades que puedes revelar a un reclutador

29527338370_21477a093e_b
Escrito por Solangel Rodriguez

“¿Cuál es tu mayor debilidad?” Esta es la pregunta que todo el mundo teme y que poca gente sabe responder de forma correcta. Es algo que te van a preguntar de una u otra forma durante la entrevista de trabajo, ya que tras haber descrito todas tus fortalezas y virtudes, cualquier entrevistador que se precie, también querrá descubrir cuales son tus debilidades o defectos.

El reclutador que te haga las preguntas, sabe que todos tenemos alguna debilidad, y únicamente quiere saber más sobre tu capacidad para reconocer las tuyas, y de que forma has aprendido a superarlas. Así que demuestra que has sido capaz de identificar tus propias debilidades y sobre todo, céntrate en explicar que métodos o técnicas has seguido para que actualmente no perjudiquen a tu trabajo.

Pruebas Online para entrevistas de trabajo
Cómo hablar sobre mis debilidades

Aunque esta parezca una pregunta de la que es imposible sacar alguna ventaja, lo cierto es que con la suficiente preparación, si puedes conseguir que te favorezca. Para ello, está claro que debes preparar una lista con las debilidades que tienes y pensar en la mejor forma de exponerlas, pero no trates de memorizarlas al pie de la letra ya que se trata de ir preparado, pero no de soltar las cosas de forma poco natural.

Se sincero, pero no seas tu peor enemigo.

No te lo van a pedir directamente, pero siempre tienes que tener en cuenta, mencionar aquellas debilidades o defectos que estén estrechamente relacionados con el mundo laboral, y que tengan cierta importancia. No es bueno que cites ejemplos que resulten irrelevantes para ese puesto de trabajo, o que menciones cualquier debilidad que entre dentro del terreno personal.

Cómo NO hablar sobre tus puntos débiles

En la entrevista se espera que respondas con sinceridad, pero nadie te obliga a mencionar aquellas debilidades que podrían hacerte perder el trabajo. Por muy cierto que sea, nunca deberías decir que por la mañana se te pegan las sábanas y siempre llegas al trabajo con el tiempo justo. O que te cuesta terriblemente llegar a acuerdos con tus compañeros, porque tienes una forma de ser complicada.

Es la misma idea que seguirías si fueses un comercial y tras explicar las bondades de tu producto al cliente, este te dijera: Ahora que se lo bueno que es este móvil, dígame algún defecto. En ese momento ningún vendedor te confesaría los peores defectos de su producto, no es cierto? O acaso te imaginas a un vendedor que te diga: La verdad es que consume la batería en un suspiro y se calienta más que una tostadora.

Pues la idea es la misma, tu te estás vendiendo y no puedes confesar tus peores defectos a la primera de cambio, sobre todo si aún no sabes como solucionarlos.

¿Cómo consigo mi primera experiencia laboral?

Puntos críticos al responder sobre debilidades personales

  • No menciones aquellas debilidades o imperfecciones en las que aun estés trabajando para resolver.
  • No pongas ejemplos irrelevantes. Si te presentas a un puesto de cocinero, no deberías decir que tu debilidad es el manejo de ordenadores.
  • No hables de la mayor debilidad que tienes, si eso va a impedirte formar parte de la empresa. Sé inteligente, no hace falta que te auto elimines.
  • Creo que… Debería… Tendría que mejorar… DECIR ESO. ESTÁ PROHIBIDO!
  • Alerta cansina! olvídate de mencionar defectos, como que eres demasiado perfeccionista o que trabajas demasiado, el entrevistador ya tiene más que acostumbrado el oído. Pasará olímpicamente de esas respuestas, y puede que pierdas tu oportunidad de ganar puntos.

3 Debilidades que puedes decir

  • Soy bastante obstinado, pero me he dado cuenta de que escuchando las distintas opiniones que hay en un grupo, siempre se obtienen mejores resultados.
  • Soy muy despistado, pero con las nuevas aplicaciones de mi móvil y programas de mi ordenador, ya no me cuesta nada recordar todas mis citas.
  • Mi gran debilidad es ser impuntual, pero he comprendido que eso afecta a mi reputación, y gracias a mi agenda electrónica y otras técnicas. He conseguido corregirlo, y ahora siempre llego cinco minutos antes a cualquier cita.

Estos tres ejemplos sobre los puntos débiles que puedes mencionar en la entrevista, son solo para que te hagas una idea de las cosas que puedes decir dentro de un proceso de selección. Pero siempre debes analizarte y ver como ha sido tu propia trayectoria profesional, ya verás que con una pequeña introspección, serás capaz de averiguar cuales son tus propias debilidades, o que debilidad fuiste capaz de superar en el pasado y como lo hiciste.

5 Debilidades mas explicadas

1. “Solía ser un tanto desorganizado, pero ahora, a través de esta táctica mis habilidades de planificación realmente han mejorado”
La organización es una gran cualidad. Aun así, los entrevistadores saben que no todo el mundo la posee. Algunos candidatos son verdaderos perfeccionistas, mientras que otros deben esforzarse para serlo. Si la organización no es uno de tus fuertes, esta respuesta puede resultarte útil. Explica precisamente en qué consiste el método de organización que has comenzado a aplicar. El reclutador definitivamente se interesará en saber cómo has mejorado.

2. “Antes entregaba mis informes en la fecha límite, pero ahora he comenzado a adelantar mi trabajo”
Cumplir con las fechas límites es un rasgo fundamental de muchos trabajos. Esta respuesta da a entender que no tienes dificultades en realizar el trabajo dentro de un margen limitado de tiempo, pero que te interesa ser más eficiente y proactivo. Antes tal vez solías posponer las tareas, pero estás intentando solucionarlo.

3. “Solía trabajar en único proyecto cada vez, pero ahora puedo atender a múltiples tareas y obtener mejores resultados”
Muchos trabajos hoy suponen manejar varias tareas al mismo tiempo, por ello las personas multifacéticas son muy requeridas. Si esta es una debilidad personal, explica el sistema específico que has puesto en marcha para lidiar con ello. Asimismo, expláyate sobre cómo tu trabajo ha adquirido mayor calidad. Un ejemplo de ello puede ser: “concentrarme en distintos proyectos me permite cambiar el enfoque e inventar soluciones creativas”.

4. “Antes invertía demasiado tiempo en los proyectos, pero he aprendido a confiar en mis decisiones y ser más eficiente”
Se asemeja a admitir que eres perfeccionista, sin necesariamente decirlo. Invertir demasiado tiempo en un proyecto da a entender que quieres obtener el mejor resultado antes de entregárselo a alguien más. Intenta pensar en ejemplos específicos para ser más convincente.

5. “Los nuevos proyectos me entusiasmaban, y sin darme cuenta me sobrecargaba. Ahora he aprendido a reconocer mis límites”
Esta respuesta expresa tu interés en los nuevos emprendimientos, pero en ocasiones te interesas tanto que sobrepasas tus límites de trabajo. Recuerda pensar en casos puntuales para demostrarlo. Explica cómo has aprendido a priorizar y saber cuándo decir no.

Las preguntas en una entrevista de trabajo-  2 ejemplos extra

  • Si siempre te han dicho que eres lento haciendo tu trabajo, es algo que sabes y que forma parte de ti. Pero a nadie le gusta contratar a un lento, aunque seas un “perfeccionista”. Así que también debes saber expresar, como te has tenido que esforzar más para ir más rápido, y que en cualquier caso: sabes dar lo mejor de ti, y ajustarte a los estándares de calidad y tiempo de entrega, de la empresa.
  • Si eres algo torpe, el principio es el mismo. Es algo que sabes, y a lo que también debes saber poner remedio. Puede ser por algo relacionado con tu altura, por no descansar lo suficiente, por una simple falta de coordinación o concentración… En tu caso, ya debes saber como le has puesto remedio, así que esa pequeña explicación, también debe formar parte de tu respuesta.

Conclusiones

En definitiva. Cuando te pregunten sobre tus debilidades en una entrevista laboral, debes tratar de exponer defectos reales que tengan cierta importancia, pero que básicamente no te comprometan para ese trabajo, y que puedas convertir en virtudes, gracias a tu explicación de como has conseguido superarlos y como ahora, te han hecho ser un mejor profesional.

Hablar sobre las debilidades en la entrevista es un ejercicio muy común, ya que da mucha información al personal de recursos humanos de la empresa, y por lo tanto es una de las preguntas que vas a encontrarte en casi todas las entrevistas a las que vayas. Así que te aconsejo, tomarte tu tiempo para el análisis y trabajar en convertir una pregunta complicada, en algo que pueda beneficiarte.

Fuentes:

Acerca del autor

Solangel Rodriguez

Nacida en República Dominicana. Lic. en Administración de Empresas con Maestría en Banca y Asesoría Financiera. Diplomado en Gestión Humana. Me fascina la lectura de libros de desarrollo personal, de salud, dietas y de pareja.

Deja un Comentario