Salud

¿Por qué me duele la espalda al levantarme por las mañanas?

woman-2197947_1920
Escrito por solangel

Pasamos aproximadamente una tercera parte de cada día durmiendo, ya que es esencial para descansar. Pero el descanso tiene que ser reparador y relajante para poder enfrentarnos a un nuevo día con energía. Lamentablemente, dormir puede convertirse en algo incómodo para algunas personas, y puede ser una causa de dolor lumbar y cervical.

El mito de que las hernias solo se curan en el quirófano

La razón más común de la rigidez y dolor matinal se debe a desequilibrios musculares y/o al pobre acondicionamiento de estos músculos. Afortunadamente, hay varios consejos que uno puede seguir para asegurarse de que está durmiendo correctamente para prevenir el dolor de cuello y espalda:

Te interesara Por qué no debes guardar reposo si te duele la espalda…

  1. En primer lugar, asegúrate de que está durmiendo en una posición que favorece el mantenimiento de las curvas naturales de la columna vertebral. Intenta no dormir nunca boca abajo, ya que es una posición poco natural y puede causar dolores o entumecimientos en el cuello y la espalda al despertar. Trate de dormir de lado o boca arriba. Eso evita dolores de cabeza, cuello y espalda, dado que la columna vertebral se mantiene en una posición bastante neutral. Puede colocar una almohada entre las rodillas, si duermes de lado, o colocar una almohada debajo de las rodillas o por debajo de la columna vertebral si duerme boca arriba. Lee: ¿Cuál es la postura ideal para dormir?
  2. Comprueba tu almohada. El objetivo de una buena almohada es contribuir a una adecuada postura de la columna. Si al despertar tiene dolor de cuello o dolores de cabeza, a pesar de dormir boca arriba o de lado, es probable que necesites otra almohada. Para escogerla hay que tener en cuenta los hábitos de sueño y la complexión física de cada uno (en especial altura y corpulencia). En la tienda, intenta probar la almohada, adoptando la postura en la que duermes habitualmente: comprueba que cabeza, cuello y columna se encuentran bien alineados.
  3. También es importante asegurarse de que estás utilizando el colchón correcto. Existe una relación entre el tipo de colchón que utiliza la gente y el dolor de espalda asociado. Las personas que usan un colchón medianamente firme tienen menos dolor de espalda en comparación con las personas que utilizan colchones clasificados como demasiado firmes o demasiado suaves. Las investigaciones indican que un colchón de más de 10 años es una de las posibles causas del dolor de espalda.
  4. Tener en cuenta la forma correcta de levantarse de la cama. Sitúate de lado al borde de la cama doblando las rodillas, baja las piernas y al mismo tiempo eleva el tronco ayudándote con los brazos, quedando sentado/a. Posteriormente ponte de pie.
  5. Hacer un tipo de ejercicio físico especifico que ayude a estirar las cadenas musculares y tonificar los músculos.
    Dormir no debe ser doloroso. Debe ser un tiempo para relajarse y descansar. La implementación de estas sugerencias antes mencionadas es una gran manera de reducir el dolor y aumentar sus probabilidades de tener un buen descanso nocturno. Pero si, después de seguir todos estos consejos, el dolor persiste lo adecuado sería visitar a un médico especialista para descartar cualquier lesión que pudiera tener.

Fuente: En forma Hola

Acerca del autor

solangel

Nacida en República Dominicana. Lic. en Administración de Empresas con Maestría en Banca y Asesoría Financiera. Diplomado en Gestión Humana. Me fascina la lectura de libros de desarrollo personal, de salud, dietas y de pareja.