Salud

Infección de garganta: tratamiento natural

garlic-276356_1920
Escrito por Solangel Rodriguez

¿Quién no ha padecido alguna vez una infección de garganta? Es doloroso, molesto y dificulta mucho nuestro día a día. Nos duele al hablar, al toser, al respirar… ¿Existe algún modo de poder aliviarla? Desde luego. A continuación de damos sencillos remedios que poner en práctica en esos días en que sufrimos una infección de garganta.
Remedios para tratar la infección de garganta
Acelga para la osteoporosis, anemia y cáncer de colon y próstata
En ocasiones es por el cambio de estación. Por ese aire acondicionado que nos reseca y enferma la garganta. Por la llegada del frío o incluso, tampoco hemos de pasarlo por alto, por atravesar momentos cargados de estrés y ansiedad.

La infección de garganta está originada por una infección bacteriana, viral o una lesión. Puede ser más resistente y necesitar un tratamiento a base de antibióticos. Otras veces, esta infección se alivia con unos días de descanso.

Ten en cuenta además que, a veces, nuestro sistema inmunológico está algo débil, tenemos las defensas un poquito bajas y somos más vulnerables a las infecciones y a determinadas enfermedades. Así pues, nunca pases por alto el alimentarte adecuadamente para poder defenderte. Entonces… ¿Ponemos en práctica los siguientes consejos?

1. Infusión de tomillo, miel y limón

Nada tan sencillo y efectivo como estos tres elementos. El tomillo, por ejemplo, es un poderoso antiséptico capaz de combatir los gérmenes, al igual que la miel, capaz de cicatrizar, reducir la inflamación y de suavizar toda nuestra garganta.

El combinarlo con el jugo de limón, te aportará un brebaje medicinal ideal para ir bebiendo a lo largo del día. Pero ¿cómo lo preparo?
Hierve en un litro de agua dos cucharadas de hierbas de tomillo fresco.
Incluye el jugo de un limón y también su cáscara. Hierve durante 10 minutos.
Pasado este tiempo, deja que repose 10 minutos y cuela la infusión.
Tómalo con dos cucharadas de miel a lo largo de todo el día. Te irá curando.

2. Gárgaras de agua con sal

¿Por qué me levanto con dolor de cabeza?

Coge 250 ml de agua, y diluye en ella una cucharada de sal.
Haz gárgaras con este preparado cada hora. Pero nunca lo tragues. Permite que llegue a tu garganta y que esté en ella unos segundos, después expulsa y vuelve a repetir.
En lugar de sal, también puedes utilizar una cucharadita de vinagre de manzana o incluso bicarbonato de sodio. Reducen la inflamación, eliminan gérmenes y bacterias y tratan la inflamación de garganta de un modo muy efectivo.

3. El ajo, el mejor antibiótico natural

Te interesara Por qué no debes guardar reposo si te duele la espalda…
Ya sabes que el ajo, se alza como el antibiótico natural más poderoso y que disponemos al alcance de todos. Es efectivo, saludable y no tiene efectos secundarios. Entonces ¿por qué no utilizarlo cuando padecemos una infección de garganta? Te explicamos cómo:

Machaca un ajo y dilúyelo en medio vaso de agua. Después, bebe.
Puedes repetir esto dos veces al día. Sabemos que puede quedar algo de él en tu aliento, pero vale la pena hacerlo, te recuperarás mucho antes.

4. Compresas con té de manzanilla

Este remedio lo aplicaremos en forma de compresa húmeda en nuestra garganta. De este modo, rebajaremos también la inflamación y encontraremos alivio. Sigue estas pautas:

Prepara té de manzanilla, 3 cucharadas en un vaso de agua (200 ml).
Una vez haya desprendido todo el jugo de la infusión, baja el fuego y espera hasta que el té esté tibio.
Pon la infusión en un cuenco y ve humedeciendo la compresa para después aplicarla en tu garganta. Repite el proceso cuando notes que se enfríe; lo ideal es que estés al menos 20 minutos con este tratamiento a base de manzanilla.

5. Una infusión de cúrcuma y té verde

Te puede interesar Manchas después de la Menstruación

Fácil y efectivo. Combinar el té verde y la cúrcuma te va a permitir rebajar la inflamación e ir mejorando tu infección de garganta.
Prepara como de costumbre tu té verde. Cuando llegue a ebullición, añade media cucharadita de cúrcuma molida.
Toma cuando haya reposado unos 5 minutos, acompañándola con un poco de miel. Te hará sentir mejor.

6. Descansa adecuadamente

Piña o ananá. Fruta de la semana!

Tu cuerpo está haciendo frente a una infección. Un modo muy adecuado de ir cogiendo fuerzas, de permitir que nuestras defensas naturales vayan actuando, es descansando adecuadamente. Así que permítete un periodo de merecido reposo. ¡No pasa nada y te curarás antes!

Lo ideal sería dormir unas 10 u 11 horas diarias, así que efectúa alguna siesta a lo largo del día, y duerme lo suficiente por las noches para recuperarte. Verás como, poco a poco, te vas encontrando mucho mejor.

Fuente: Mejor con Salud

Acerca del autor

Solangel Rodriguez

Nacida en República Dominicana. Lic. en Administración de Empresas con Maestría en Banca y Asesoría Financiera. Diplomado en Gestión Humana. Me fascina la lectura de libros de desarrollo personal, de salud, dietas y de pareja.

Deja un Comentario