Fe

No merezco nada Señor, pero te necesito

Diapositiva1

Oremos en este momento por todos los enfermos alrededor del mundo, en especial por aquellos que tienen enfermedades terminales y/o incurables.

Hagamos en esta ora una cadena de oración por aquellos familiares, amigos y conocidos que están enfermos y por aquellos enfermo que no conocemos.

Has ahora un padre nuestro y comparte para que tus amigos también oren. 

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu Reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy
nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

Ver: Te hago una Invitación que cambiará tu vida… ¿Aceptas?

 

Acerca del autor

Solangel Rodriguez

Nacida en República Dominicana. Lic. en Administración de Empresas con Maestría en Banca y Asesoría Financiera. Diplomado en Gestión Humana. Me fascina la lectura de libros de desarrollo personal, de salud, dietas y de pareja.

Deja un Comentario